Bolivia

Bolivia es un país de contraste, situada en el corazón de Sud América, entre la fría zona andina y las cálidas tierras bajas del Oriente. El país pertenece al sistema orográfico de la Cordillera de los Andes, que se divide en dos cadenas la Occidental Volcánica, y la Oriental, llamada también Real. Entre estos dos ramales se extiende el Altiplano, donde está La Paz, la capital más alta del mundo (3 636 metros), con una superficie de 100 000 km2.

En las faldas orientales de los Andes se hallan los valles y los yungas fértiles, región intermedia entre el Altiplano y los llanos del oriente. Estos últimos, que abarcan las tres cuartas partes del territorio boliviano, se extienden por el Este, hasta confundirse con las selvas del Brasil y la zona del Chaco.

A partir de los años 1500 con la llegada de los Españoles se adopta la lengua Castellana, que hoy es idioma oficial, se hablan también como lenguas ancestrales; el quechua, el aymará y dialectos de origen guaranítico.
Hoy Bolivia es denominada país pluricultural, multiétnico, plurilinguistico.

Bolivia cuenta con 66 de los 112 ecosistemas existentes en todo el mundo, por esta razón está entre los 8 países con mayor biodiversidad del mundo, cuenta con más de 60 áreas protegidas y 22 parques nacionales estos últimos suman unos 182.716,99 km² ocupando el 16,63% del territorio nacional.

Bolivia, considerado “la síntesis cósmica del mundo” es un país repleto de contrastes que deslumbran a cualquier visitante. Usted verá parques nacionales desbordantes de belleza natural y una extensa biodiversidad como en el Noel Kempff, Amboró, Carrasco, Pantanal y Madidi; también soberbios paisajes como el Salar de Uyuni y Lagunas de Colores, las Cordilleras Real y Apolobamba, los cañones de Tupiza y Toro Toro, la selva tropical de montaña o Yungas, visitadas por un creciente número de observadores de aves en Santa Cruz, Cochabamba o en La Paz; la selva amazónica y los prehispánicos terraplenes del Beni. Sumándose a estos atractivos naturales, encontramos lugares de importancia histórica e igual belleza cuidadosamente preservada a través de los dos últimos siglos, lo que incluye las ciudades de Sucre y Potosí como también las Misiones Jesuíticas. En contraste, podemos visitar las antiguas y mundialmente renombradas Ruinas de Tiwanaku, la cultura más antigua de Latinoamérica y cuna del imperio Inca. O el monolito tallado en Samaipata, también declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Bolivia es un sitio que debe estar en la agenda vacacional de todo amante de la naturaleza, observador de aves y de todos aquellos que apasionadamente buscan la cultura y aventura para llenar sus almas. Si usted está interesado en tener contacto con una cultura diferente, será transportado por la belleza de la naturaleza, vibrando con el misterio de la aventura. Pero, más que nada, estará encantado con la calidez y hospitalidad de su gente, lo que hará su estadía inolvidable.

Caminar de dos a cinco días por senderos o por la selva, recorrer en bicicleta las carreteras, navegar en bote por los ríos, montar a caballo o viajar por el cielo en globo aerostático son las actividades propias de lo que se conoce como turismo de aventura, el cual tiene mucha aceptación entre los jóvenes. Las caminatas o trekking más cotizados se realizan por las rutas precolombinas del Taquesi o el Choro en el departamento de La Paz y por Samaipata en Santa Cruz, los visitantes pueden apreciar la riqueza natural que abunda en aves como la paraba, monos y una variedad de vegetación exótica.

La aventura también se vive sobre dos ruedas desde la Cumbre de los Yungas hasta la población de Coroico. Es imprescindible contar con una buena bicicleta y la indumentaria adecuada para la protección.

Para los que gustan navegar por los ríos, las corrientes de la Amazonia —en el Beni, Tuichi y Mamoré— son las adecuadas. En cambio, para aquellos que buscan un destino singular están los salares de Uyuni y Coipasa, con una variedad de islas y pequeñas lagunas. Para desafiar al vértigo puede aprovechar un viaje en globo aerostático y apreciar las fumarolas de los volcanes y los géiseres, la laguna colorada rodeada de flamencos.

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *